miércoles, 17 de agosto de 2016

Sacrificio Humano en el CERN




El  video del sacrificio humano el CERN es uno de los temas más comentados en las redes en los últimos cuatro días. No es muy usual que comente aquí estos temas, pero dado que me resulta muy interesante  tengo un par de teorías al respecto.

En un lugar donde abundan estudiantes de posgrado y doctorado (e incluso de pregrado, especialmente en los campamentos de verano) no es de extrañar que sean frecuentes fraternidades estudiantiles (las Studentenverbindung Alemanas) que aunque suelen ser más usuales y sonadas en las universidades norteamericanas, también existen  europeas, y son aún más ebrias.

Las fraternidades suelen realizar pomposas y crueles iniciaciones. Estas iniciaciones hacen parte de su identidad particular y han resultado motivo de escándalo y desaprobación cientos de veces. La estatua de Shiva es un lugar ideal para realizar una iniciación pomposa. Al ver el video, lo primero que pensé fue que el participante (el iniciado) se había quedado sin pelos en la tetilla derecha.

Existen, dentro del CERN, residencias universitarias de verano. Son proyectos multinacionales, donde incluso se reciben estudiantes de países no pertenecientes a la unión europea.

La otra posibilidad, cuya probabilidad es casi computable con cero, es que realmente exista un sacrificio humano dentro del CERN. Y como a nadie le gusta la verdad, quise encontrar alguna justificación religiosa para el sacrificio.

Sólo hay un problema; siguiendo la lógica del ícono, los sacrificios humanos no se celebran en honor de Shiva, si no en honor de Kali. Aunque alguien puede decirme que Kali es el vir de Shiva y ese hecho les dotaría de cierta unidad monástica,  ambos dioses cuentan con iconografía distintiva que le da un sentido a su unidad ritual.  La palabra sánscrita Sati refiere las inmolaciones femeninas tras la muerte del esposo, y la historia de aquellas inmolaciones daría de por si sola para toda una enciclopedia; según la tradición del hinduismo, Kali responde a los sacrificios humanos con benevolencia. Sati es uno de los nombres de Kali, y a la vez es el holocausto de la esposa fiel tras la muerte del esposo.

Pero no se trata de apuñalar a una mujer, si no de incinerarse ( o ser incinerada) en la pila funeraria del difunto. Esto procede de una especie de temor y de censura social a la viudez, del que ya han hablado suficiente las feministas y los defensores de derechos humanos. .

Los sacrificios humanos en honor a kali fueron durante siglos muy comunes en el hinduismo. En el 2010, se encontró un cadáver en el templo de Kalighat (en Calcuta) con claras señales ritualistas ( pero por ser un  hombre, no podría hablarse de Satî. Si no de un simple sacrificio en búsqueda de fortuna) Reglamentaciones británicas prohibieron el Satí desde 1829, pero se habla ocasionalmente de rituales clandestinos modernos.

¿Son los hindúes unos bárbaros? El judeocristianismo también está plagado de sacrificios humanos en el antiguo testamento. La biblia cristiana  (Deutoronomio 18:10;Jeremias 7:31)  promueve el sacrificio humano. Y de hecho, la simple orden de matar a los enemigos de Dios repetida incontablemente en la biblia y que aún practican fielmente los israelitas y los fundamentalistas cristianos bien podría tildarse de sacrificio religioso.

Buscando entre sectas y logias secretas, las características del video no coinciden con nada de lo que yo conozca. Por un lado, bien podría recordar una de las acusaciones clásicas del nazismo en contra de los judíos “ el sacrificio ritual judío” que  incluso además de ser una falacia, no tendría ningún sentido enfrente de una estatua de shiva.

El video tampoco se parece a ningún ritual de la masonería, el rosacrucismo, el iluminismo, el rojismo,  y otros ismos menos populares.

Para poder generar una teoría conspirativa habría que ignorar u omitir alguno de estos datos y crear una  historia en forma más bien lovecrafkiana. Una de las teorías mas interesantes que leí habla de que el CERN abrió una puerta dimensional con el sacrificio para despertar demonios dormidos durante algo más de cinco mil años.  La misma elección locativa del CERN da indicaciones tenebrosas, pues en la época romana se llama Appolliacum (en relación a un templo de Apolo  en el lugar)

Ahora, la construcción apocalíptico cristiana exige que no existan dioses benévolos más que el dios cristiano, y por tanto, Apolo y Shiva, relacionados por la destrucción y por su similitud con Satanás no pueden ser más que dioses destructores (Algo así como Bills y Shampa) invocados por científicos utilizando una maquina de mil millones de dolares para esclavizar a la humanidad.

¿Así o más claro?


Inevitablemente el conocimiento de élite en la física está velado para el 99% de la humanidad; la misma autonomía del CERN, sospechosa para muchos, es una salvaguarda contra políticos que tratando de disminuir o condicionar su presupuesto quizá ignoren su importancia, o trasgredan su sentido científico.  Es apenas obvio que la gente desconfíe del CERN, de la ciencia y sus implicaciones  globales (no es la primera vez que una teoría conspirativa incluye a este lugar) pero eso nos recuerda, una vez más, que por muy critica que parezca, la ciencia deba difundirse y mostrarse libremente,  lo mejor posible, a toda la humanidad.

Una tercera posibilidad es que el video (incluyendo su difusión) sea una broma. No sería la primera vez. 

Aquí el video original.

Share:

2 comentarios:

tomas gottlieb dijo...

No puedo creer lo que leo. Mezclar la presencia de la estatua de Shiva con la posibilidad de sacrificios humanos en el CERN esta fuera de toda razón plausible. Si ve el documental "locos por las particulas" , entenderá el sentido "espiritual" de la presencia de esa estatua o efigie. Mezclar a Kali en esto es simplemente caer en la teoria (sostenida por muchos) de que todo es un complot, que hay seres perversos que son los responsables de todos los males del mundo y nada parece ser lo que es.
Se recomienda no hacer sofritos de ideas carentes de sentido.
suerte.
( y cariños a Kali)

Oscar M Corzo dijo...

Estimado Tomás, yo no creo en ninguna conspiración; el sentido del texto era precisamente buscar la explicación más disparatada posible, que fue lo que hicieron los conspiranoicos de internet.