Cuando fray Bartolomé Arrazola se sintió perdido aceptó que ya nada podría salvarlo. La selva poderosa de Guatemala lo había apresado, implacable y definitiva. Ante su ignorancia topográfica se sentó con tranquilidad a esperar la muerte. Quiso morir allí, sin ninguna esperanza, aislado, con el pensamiento fijo en la España distante, particularmente en el convento de los Abrojos, donde Carlos Quinto condescendiera una vez a bajar de su eminencia para decirle que confiaba en el celo religioso de su labor redentora. 

Al despertar se encontró rodeado por un grupo de indígenas de rostro impasible que se disponían a sacrificarlo ante un altar, un altar que a Bartolomé le pareció como el lecho en que descansaría, al fin, de sus temores, de su destino, de sí mismo.

Tres años en el país le habían conferido un mediano dominio de las lenguas nativas. Intentó algo. Dijo algunas palabras que fueron comprendidas. 

Entonces floreció en él una idea que tuvo por digna de su talento y de su cultura universal y de su arduo conocimiento de Aristóteles. Recordó que para ese día se esperaba un eclipse total de sol. Y dispuso, en lo más íntimo, valerse de aquel conocimiento para engañar a sus opresores y salvar la vida. 

-Si me matáis -les dijo- puedo hacer que el sol se oscurezca en su altura. 

Los indígenas lo miraron fijamente y Bartolomé sorprendió la incredulidad en sus ojos. Vio que se produjo un pequeño consejo, y esperó confiado, no sin cierto desdén. 

Dos horas después el corazón de fray Bartolomé Arrazola chorreaba su sangre vehemente sobre la piedra de los sacrificios (brillante bajo la opaca luz de un sol eclipsado), mientras uno de los indígenas recitaba sin ninguna inflexión de voz, sin prisa, una por una, las infinitas fechas en que se producirían eclipses solares y lunares, que los astrónomos de la comunidad maya habían previsto y anotado en sus códices sin la valiosa ayuda de Aristóteles.
0


Contra la censura de Coetzee me llevó a un nombre con el que no me encontraba desde hace muchos años. Me refiero a Geoffrey Cronjé, tratado en el capítulo “ el pensamiento del Apartheid”


Cronjé era muy admirado por Miguel Serrano, un hitlerista latinoamericano que leí bastante hace algunos años y del que destacaré aquí un texto llamado “Nacionalsocialismo, única solución para los Pueblos de América del Sur” el libro es un panfleto corto comparado con sus demás textos, sutilmente violento y lleno de falsificaciones históricas, que como mi amigo Santiago alguna vez señaló “ habría que leer como literatura muy imaginativa” Serrano mostraba una desconfianza con todas las ciencias provenientes del mundo judío, excepto con el psicoanálisis. Fue muy influenciado por el espiritismo de Jung ( del que fue intimo amigo) creando una híbrido esotérico bastante consistente dentro de sí mismo, pero débil debido a los supuestos de sus fuentes.


Cronjé y Serrano representan dos formas de racismo que se confrontan de la siguiente manera,


Serrano parte del hitlerismo esotérico, de las escuelas mistéricas y el psicoanálisis; sus principales fuentes son su amistad con Carl Gustav Jung (de quien, como ya mencioné, heredó un montón de supercherías absurdas) y su cercanía con la teosofía de Blavatsky. La palabra correcta para definir a Serrano es la de sincretismo; en su teoría racial caben Jacques de Mahieu, los ovnis, el hinduismo, el indigenismo y Nietzsche...


 El discurso de Serrano convierte a la raza aria en un estado espiritual al alcance de los mestizos, un punto ideal al que puede llegarse a través del trabajo espiritual, y por tanto al alcance de los latinoamericanos (por ello es un ideólogo importante en la mayoría de grupos radicales de extrema derecha en nuestro continente)


Serrano además tuvo cierta paranoica lucidez para muchos aspectos del capitalismo contemporáneo. En su opinión, el capitalismo y el comunismo eran distintos estados de una utopía totalitaria creada por judíos banqueros. Los bancos modernos centralizarían la economía en dinero virtual administrado por una inteligencia artificial, un dios-golem todopoderoso que centralizaría la riqueza de todo el mundo para realizar operaciones ficticias fácilmente manipulables a sus intereses. La función del capitalismo es crear la desesperación financiera que obligue a las clases medias a arrojarse al comunismo  como única forma de llegar al dios-golem judío. Este argumento, de manera codificada lo he escuchado tanto en Le Pen como en algunos representantes del Golden Dawn.


Cronjé hace parte de la iglesia reformada holandesa. Debido a que en Sudáfrica si existe cierto grado de pureza racial, sus textos ya no hacen del ario un estado espiritual, si no una realidad biológica que debe defenderse, pues debe impedirse por completo la mezcla sanguínea con razas inferiores. Cronjé estudio en Alemania durante los años treinta y ello es perceptible dentro de sus escritos. En su libro “ una separación justa” expone además para su racismo un argumento teológico. Si dios creó a los pueblos separados no hay razón para juntarlos. La historia de la torre de babel es la demostración capital de que a dios le desagradan las mezclas raciales.


Ambas formas coinciden en la necesidad de la separación racial como forma de ordenamiento territorial donde los blancos pueden tener una mejor posición sobre las demás razas, pues de ellos depende el control principal de la sociedad. En Cronjé es visible una preocupación por la diferenciación racial pues al mezclarse los blancos pierden de vista los criterios de separación racial. Resumo su pensamiento así “cuando los blancos pobres tienen la misma condición social que los pobres negros, no ven problema en mezclarse, y así la raza lentamente se degenera” este fundamento dio pie al apartheid


Aunque Serrano era blanco y de ojos azules, Cronjé lo acusaría de ser un infiltrado que amenazaría con su simple existencia la pureza de la raza debido a los genes “no blancos” de sus antepasados.


¿No es un poco particular que sea el racismo cristiano el que alegue motivos biológicos para su prejuicio y sea el racismo “laico” de Serrano el que trate de disiparlos?


Esta introducción sólo tiene el motivo de exponer que no existe un solo racismo uniforme, existen múltiples formas de racismo y cada uno de ellos trata de oponerse a un poder y congraciarse con otro. Sin embargo, en el epicentro de todos los racismos casi siempre está Europa y la raza blanca. En el top 20 de los países más racistas del mundo, hay tres excepciones a la tradición occidental. Ruanda (y no sería exacto separarlos, pues su racismo fue un arma colonial) China y Japón ( de los que no digo mucho pues no tengo mucha información)


Si separamos a los hombres no por su raza si no por su capacidad adquisitiva, ¿no crea el capitalismo guetos muy parecidos a los que crearían Serrano y Cronjé?Bueno, en realidad serían equivalentes sólo si pasamos de largo los medios abusivos discriminatorios y violentos que usaron los racistas para defender sus espacios libres de otras razas. El capitalismo en cambio encontró formas mucho más sutiles de lograr espacios exclusivos donde la mezcla no es posible. Los precios de la vivienda en determinados sectores son mucho más eficientes para la segregación que las medidas raciales.


Claro que existen negros ricos, asiáticos ricos e indígenas ricos. Pero dentro de sus espacios de separación se han congraciado con una estética y con una forma de pensar. Los barrios ricos son espacios de poca diversidad.


Esa escasez de diversidad también puede acuñársele a las demás clases sociales. La diversidad no es una idea que por lo general le agrade a la gente a la hora de buscar un hogar, pues siempre buscamos espacios donde convivamos con los que consideramos nuestros iguales. Esta lógica resalta bastante en la clase media, que trata de acercarse a los sectores adinerados lo mejor que puede.


Es casi una generalización; la clase media no obtiene el espacio que quiere ni los vecinos que quiere, ni tampoco el estatus que ambiciona. Es la que suele sentirse más incómoda cuando no está con sus iguales, la más hostil con sus vecinos. En un edificio donde todos sus habitantes sean clásicos modelos de la clase media todos se creerán algo mejores que los demás y serán más hostiles con un elemento distinto a sus criterios (en realidad, esta afirmación también es válida para todos los estratos sociales) Los barrios de inmigrantes suelen ser más diversos y tolerantes, pues sus espacios son pequeñas oportunidades y por ende están abiertos a experiencias mucho más abiertas. Claro que esa apertura también implica sus propias confrontaciones.


El fascismo empieza cuando una parte de la clase media empieza a acercarse a los sectores más pobres de una ciudad y cuando existe un factor de movilidad negativo dentro de la pirámide social. En muchos países la crisis del 2008 movió un poco la pirámide hacia la pobreza. Yo creo que el auge de ese fascismo proviene de ese pequeño movimiento.


¿Entre Cronjé y Serrano quien podría estar más sintonizado con nuestro tiempo? Increíblemente, Cronjé. El racismo cristiano explica buena parte del electorado de Trump. Se compone de blancos de clase media y baja con poca educación que ambicionan un mejor espacio dentro de la economía.


En el 2010 era poco probable que la gente olvidara que los culpables de la crisis eran los banqueros que habían quebrado debido a la especulación financiera. Hoy en día poco se habla de las verdaderos motivos de la crisis y el inmigrante es el chivo expiatorio perfecto de esa amnesia. A la larga el neofascismo también es responsabilidad de esa incapacidad del establecimiento por solucionar realmente las causas de la crisis del 2008.


En el fondo, las políticas económicas de Hillary y Obama, sus omisiones y desaciertos subieron a Trump y empoderaron la desesperación de esa clase media amenazada por la pobreza.


Sin embargo Trump posee unas muy buenas contenciones. La primera de ellas es la institucionalidad norteamericana. La segunda es una clase media mejor educada, hostil a sus argumentos y con una enorme capacidad de presión sobre la economía.



    El fascismo es la reacción de una sociedad a un movimiento económico descendente. Alguien aprovecha el descontento de ese movimiento y busca una retaliación sobre falsos culpables que a su vez sirve para purgar la ira social y evitar el comunismo.


Debido a la guerra contra el terrorismo árabe, Europa es mucho más frágil. El völkisch florece (no sólo entre los germanos, si no también entre los eslavos) creando un rechazo generalizado a los efectos nocivos de la globalización. El neoliberalismo no tiene la capacidad de crear empleos a la misma velocidad que los destruye. La única forma de evitar el florecimiento de nuevas formas de fascismo es recomenzando la economía, mejorar los empleos y los salarios, pero esto no será posible ni a corto ni a mediano plazo. El camino que seguirá la economía será el de la concentración y la hiperespecialización, así que cada vez será mayor el fragmento de la clase media que caerá en el populismo, el odio y la desesperación.


Hay muchísimas diferencias importantes entre Le Pen y Trump, pero la más importante es la educación y la información. Le Pen quiere acabar la unión europea, es una antiliberal bastante convincente, sus argumentos son dignos de considerarse aunque sean falaces y manipuladores. Es una mujer educada que tiene información, Trump en cambio es un hombre asesorado y más bien ignorante, un hombre visceral y furioso que pudo sintonizarse con el descontento norteamericano pero que no tiene ideas sin Stephen Bannon, siendo su avatar, su títere.


Para mi la salida de Bannon como asesor presidencial significa que las contenciones institucionales de los norteamericanos lo derrotaron.


Le Pen es mucho más peligrosa. Es como si Bannon fuera presidente. Si la economía no mejora (dudo que mejore) Será la próxima presidente de Francia.


Indirectamente creo que Cronjé representa el fascismo norteamericano y Serrano, muy a su manera y a pesar de ser latinoamericano, el europeo.


Nuestra economía es liberal, nuestras instituciones son liberales, los medios de comunicación son bastante liberales pero en conjunto el liberalismo está pasando por una crisis de credibilidad debido a las malas decisiones de la crisis del 2008. Armados con el ejemplo de Venezuela, los medios liberales se han encargado de mostrarle a la sociedad global que el socialismo no es una salida válida.


Indirectamente, le dicen a la sociedad que sujetos como Trump y Le Pen son el único cambio posible.


El liberalismo mediático quiere contener a la sociedad, mantener el status quo mientras las trasformaciones económicas más violentas ocurren. Honestamente me parece una creencia ingenua, pero esto se debe a su intimo funcionamiento. Existe un desarrollo empresarial desaforado que nunca se detiene a considerar el impacto de sus decisiones en la sociedad. Existe por otro lado un aparato político y mediático que exige que la sociedad se someta al auge sin cuestionarlo. Hasta ahora la sociedad acepta el libre desarrollo de la economía, pero sospecho que las cosas cambiarán cuando entre en juego el efecto de la inteligencia artificial sobre la economía.


Si todo sigue como va, en ese instante el fascismo será incontenible.
0


Las mujeres de puerto Asunción.
Se decepcionarán de mí
Si no continúo cantando.
Viejas filosofas de la paciencia.
Viejas alquimistas de las sonrisas.
Madres y abuelas del sol
No querrán ver cobardía en mis párpados
Aunque apenas y les sea un extraño.
Opacarán sus tenues máscaras
Maternas, y elegirán la dura
Expresión del reproche
Para escarmentarme.
Florecerá su ingenuidad
Y a veces, florecerá su
Orgullo.
Porque  en su soledad,
No tienen más que esa tibia sangre
Que emana de sus recuerdos
 Para sentirse
Amadas.
Por qué solo se tienen a sí mismas
Para menguar la profundidad del silencio
Que a veces interrumpe su canto.
Y espantar  con sus plegarias los absolutos en sus palabras.
Siglos llevan intentando secar el largo
Collar de lágrimas bajo los ojos.
Sé que a veces lloran
Recordando a sus hijos subterráneos.
Y a veces sueñan repitiendo los sagrados misterios
Frente al altar de sus santos
Eternamente inexpresivos.
Guardo silencio cuando ellas cantan
Mientras murmuran sus antiguos
Poemas como juramentos secretos.
Fórmulas que hacen sagrados sus rituales.
Y que trasfiguran la pimienta y la sal
En suspiros de añoranza.
Amanecerá en sus cabellos opacos y
Alimentarán de nuevo al espejismo
 Del hombre hambriento.
El aire destilará la sustancia de sus
Manos, y sus labios besarán
Con potestad la cuchara de la sopa.
Su canción será siempre dulce
Y triste, y cantarán con libertad mientras
La mañana adormece sus gargantas
Y los recuerdos se cristalizan
En su memoria prodigiosa.
Pues su sonrisa gélida las hace
Dueñas de todo lo posible.
El agua ya está caliente.
Despojos de tomates y cebollas
Perfumarán sus dedos.
Me dirán “aunque no lo quieras
Seguirás cantando”  ellas, que con
La voz esperaron toda la vida
A esos hijos perdidos en
La oscuridad de sus tragedias
Al parecer presienten cuando
Una espera es falsa o verídica.
O al parecer, su compasión es tan
Grande que no sólo alimentan el cuerpo
De los extraños, sino también sus
 más fallidas esperanzas.



12 de octubre - 2011
0


Cuando nos dicen que aún falta demasiado para que la inteligencia artificial pueda compararse a la inteligencia humana, ¿qué parámetros utilizamos? ¿Contra quién lo comparamos? mientras esperamos que la inteligencia artificial remplace al más respetado científico o al más brillante lingüista, ¿Cuántos oficios mecánicos e intermedios habrán sido superados? y más allá de su inteligencia, ¿qué sucederá con el lugar de esos seres humanos desechados por un aparato económico automatizado? lo cierto es que la inteligencia artificial no necesita ser más inteligente que nosotros para dejarnos sin trabajo. Un buen montón de empleos pueden remplazarse con robots que no sean más inteligentes que una cucaracha. Y aún con la inteligencia de una cucaracha serán más eficientes por el simple hecho de ser robots. No dormirán, no comerán, no necesitarán seguridad social, no se cansarán, no necesitarán cumplir con los parámetros creativos de la inteligencia humana porque sus trabajos perfectamente pueden reducirse a algoritmos, no necesitan imaginación, ni autenticidad, ni grandes y complejas decisiones, lo que a la larga generará un impacto negativo en la economía, un impacto mucho más poderoso  y terrible que aquel drama humano generado por la revolución industrial. Así que la pregunta es, ¿para quién trabajarán los robots? ¿A dónde irán los beneficios de todos esos empleos que desaparecerán? grandes empresas reducirán sus empleados y así perderemos una de los elementos liberales más importantes de la riqueza; la socialización de beneficios, la creación colectiva y social del capital. Habrán menos empleos y se concentrará aún más el dinero. Y al otro lado ¿Qué harán esas personas remplazadas por robots? ¿De qué vivirán? ¿Caridad? ¡peor aún! si hay una progresiva disminución de empleos, ¿Quién comprará los productos que esos robots generen? Una vez un amplio porcentaje de empleos sea remplazado por robots, ¿no colapsaría un capitalismo sin consumidores?

Personas muy bien intencionadas han procurado aplacar la voz de alarma de los medios cuando Facebook apagó  sus dos bots por “crear su propio lenguaje”  a lo que quisiera realizar un par de observaciones

Ciertamente no conspiran contra nosotros, pero, ¿por qué un algoritmo cuya única finalidad es optimizar resultados abandonó  los parámetros del idioma que heredó de los seres humanos? ¿Qué hay de poco óptimo en el inglés?  ¿Por qué decidió repetir una abreviatura en vez de dar un símbolo único? (es decir, para el robot es más eficiente decir “quiero manzana manzana manzana manzana manzana” que decir “quiero cinco manzanas” la decisión humana de numerar, en mi opinión, sería la óptima, pero el  algoritmo tomó una decisión diferente y eso me resulta fascinante. Los ingenieros detrás de los robots han aclarado que lo único que hicieron realmente fue crear abreviaturas, pero las abreviaturas no eran exactamente “abreviaturas” si no formas distintas de simbolización, formas que el habla humana catalogaría como “ineficientes”)

Al respecto,  cito un artículo de gizmodo.com 



FastCo reportó que, cuando Facebook hizo que dos de estos semiinteligentes “bots” hablen entre ellos, los programadores cayeron en la cuenta de que cometieron un error: no haber incentivado a los chatbots a que se comuniquen según las reglas de un inglés comprensible para los humanos. En su intento por aprender el uno del otro, los “bots” conversaban entre ellos en abreviaturas que creaban —que se ve perturbador, pero solo es eso—.

“Los agentes dejarán de lado el lenguaje comprensible e inventarán sus palabras en código” dijo el investigador visitante del FAIR, Dhruv Batra. “Es como si yo dijese ‘el’ cinco veces; tú interpretarías que quiero cinco copias de este ítem. No es tan distinta de la forma en que las comunidades humanas crean abreviaturas”.

Es cierto que Facebook apagó la IA, pero no porque entrasen en pánico por haber liberado a un posible Skynet sacado del universo de Terminator. Mike Lewis, un investigador del FAIR, declaró para FastCo que solo habían decidido que “nuestro interés era diseñar dos ‘bots’ que pudiesen hablar con la gente”, no que lo hiciesen eficientemente entre ellos, así que decidió más bien exigirles que se escriban entre ellos de forma legible.



 Este proceso seguramente fue gradual, uno de los dos bots creó una abreviatura y el otro la comprendió y el proceso avanzó  (o podría haber avanzado) hasta que su comunicación fuese incomprensible para nosotros. Es decir; un error humano de programación generó una gramática distinta que ambos robots comprendieron al comunicarse bajo una lógica diferente a  la nuestra, ¿cómo es que esto no debería parecernos alarmante?

Esto me deja una sensación; por mínimo que sea, un error en el código de la IA hará que rápidamente  su razonamiento y lenguaje se nos salgan de control.
0

La desesperación es una máscara
Que carece de rasgos
Se amontona en las laderas de lo ordinario
Desdibuja todas las jaulas y las vuelve estériles
Los hombres suplican que su ruido mengue
Y desaparezca en los suburbios que levantan
Las rutinas y los sortilegios

La desesperación no posee ningún color
Pero si un sonido
 Es el martilleo de lo frecuente
Jaulas que se abalanzan sobre los hombres
Cánticos sin piedad que los enferman de lo efímero
Más allá de más aterrador de nuestros silencios
Ignoramos su martilleo para seguir viviendo
 Ignoramos la campana y otras veces la confundimos
Con el más honesto de los vacíos

Conozco ese sonido temible, mejor que nadie…
la ansiedad es su rastro adentrándose en los huesos…

Nada de lo que yo haga hará que olvides la desesperación
Que escondes cuando estás solo
Cuando miras en silencio el tejado de tu cuarto
Cuando se apaga la imaginación,
 Y por un minuto de cansancio
 Solo escuchas el ronquido de tu
Aparatosa respiración, interrumpiendo
El zumbido perpetuo de la muerte

La desesperación no es otra cosa
Que el crujir de las estrellas y de tus antiguos átomos
 Que recordarán eternamente
El aterrador momento en que nacieron

0